Sinfonía del Fauno/ Etapa II/139/Lunes 08/Octubre de 2018.

Compartir

¡NIEGA! ROMÁN CIFUENTES NEGRETE LA CRUZ DE LA PARROQUIA. EL AHIJADO DEL EXGOBERNADOR OLIVA, A UN PASO DEL MANDO DEL PAN ESTATAL.

El proceso interno embrollado. Lo más claro en el proceso de renovación de la presidencia estatal del partido conservador, es que Juan Manuel Oliva tomará el control por “interpósita” persona, Román Cifuentes Negrete. Las opiniones reveladas durante la inscripción de la planilla del político estatal por la dirigencia partidaria, dista de la pluralidad enarbolada por el suspirante porque resultó de momento “candidato único” con todas las canicas a fin de asegurar el cargo por designación o el dedazo albiazul. Similar al sumario nacional que ya la tiene en la bolsa Marko Cortés, en el estado de Guanajuato, existe “menos margen” de maniobra para que Cifuentes Negrete, no llegue al liderazgo partidario porque fue consagrado por dos gobernadores, Miguel Márquez con Diego Sinhué Rodríguez.

El pecado original de Román. Se concibe que ser descubierto es una fatalidad, pero cuando ya cayó en las redes en León, lo mejor sería admitir con dignidad y vergüenza la ideología que

se profesa por muy soterrada que sea debido a ello extrañó que Cifuentes Negrete (El que pertenece a Roma y no su hermano Alberto), niegue la cruz de su parroquia creyendo que la raza o la militancia panista se lo iban a creer. Bueno hasta la liebre ida, consideró necesario “encomendar” a los guanajuatenses a Dios después de declararse incapaz de enfrentar la inseguridad y violencia en el territorio donde gobernaba. Miguel Márquez, se sinceró y confesándose porque sus muchachos estaban lejos de suministrar seguridad pública y terminar con la impunidad, tiró el arpa del reino terrenal para ponerlo en el “reino eterno”.

El riesgo debido a la esencia. El candidato a la presidencia de la Republica del Brasil, el ultraderechista Bolsonaro, no tiene vergüenza de su ideología pero Cifuentes Negrete, lo primero que expresó cuando lo señalaron fue: “No soy Yunque”. “No soy Yunque”. En los tiempos de los big brothers o los realitys shows o las luchas por las libertades “sin máscaras” todavía algunos están creyendo que existen lugares en las catacumbas para las banderas negras como de la organización del Yunque que han acusado sus rivales internos que también son parte del

PAN pero que están seguros que no expresan pautas fascistas. La actitud de Román está forjando temor entre sus partidarios.

SESIÓN PARA CATATÓNICOS. Imberbe pleito por ese H. Más allá de qué fuerza de seguridad, estatal o federal, capturó al ahora famosísimo por una disputa; resulta que el H1 gracias al expediente que se le sigue, ese personaje resultó vinculado a proceso en Irapuato por “homicidio simple intencional”, son dos delitos que le imputaron, nada relacionado a delincuencia organizada ni ser el gran capo ni nada que se le parezca. Y por el contrario el tipo de Acámbaro, “el Juanelo”, ese sí era Jefe de Plaza, quien cayó en las redes de la policía federal, cuando circulaba en la autopista México- Guadalajara en el Estado de Michoacán, cerca de los límites del “buen soldado” Estado de Guanajuato. Así, en territorio guanajuatense la esperanza de que detengan partes del crimen organizado aún no se percibe, no se tienen visos de que las policías operan con ese sentido.