Compartir

León, Gto., a 10 de octubre de 2018.- Por octavo año consecutivo se llevó a cabo en la sede Forum del Campus León de la Universidad de Guanajuato (UG) el Simposio Nacional de Salud Mental que tuvo como eje temático la obesidad: enfermedad que afecta la calidad de vida de quienes la padecen, aumenta el riesgo de adquirir otros padecimientos y eleva los costos del cuidado en salud.

“La salud mental es considerada como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede trabajar de forma productiva y es capaz de hacer una contribución a su comunidad” explicó en entrevista la Dra. Silvia Solís Ortiz, profesora-investigadora del Campus León de la UG y organizadora del evento.

Destacó la importancia de conmemorar esta fecha  que tiene  como lema “Educación inclusiva, salud mental positiva” y abrir un espacio para exponer resultados de trabajos de investigación que toman como referencia problemas de salud a nivel mundial como la obesidad, por lo que indicó que “es importante dar a conocer y concientizar que existe este problema, desde el punto de vista no sólo médico o nutriólogo sino también desde el punto de vista neurocientífico para que de alguna manera se incrementen y se refuercen los recursos que se orientan hacia salud mental”.

En su intervención en el evento la Dra. Solís impartió la conferencia titulada “La alimentación emocional en la obesidad” en la que presentó resultados de dos proyectos multidisciplinarios de investigación que realiza con estudiantes de posgrado del Campus León en el que se incluyen aspectos de la biología molecular, nutrición y psicología.

El primero de ellos corresponde al trabajo de tesis doctoral de Marisol Silva Vera en el que se aborda la alimentación emocional de 200 mujeres, 100 de ellas con peso normal y otra muestra de mismo número con sobrepeso y obesidad en la que se logró determinar el estado emocional de las personas, determinar su comportamiento y correlacionarlo con las medidas antropométricas. El segundo proyecto presentado se trata del tema de tesis de maestría de Mariana Otero en el que realizó un estudio de los receptores y transportadores de serotonina, sustancia que está vinculada con los estados emocionales, para lograr determinar los polimorfismos asociados a la obesidad con tres variantes.

En ambos proyectos la Dra. Solís es directora de tesis, y manifestó su satisfacción por el interés que ha surgido por abordar estos temas y por la afluencia al evento en el que se impartieron cuatro conferencias y se expusieron 10 carteles con temas de investigación de trastornos mentales como la depresión.

Por último, señaló que la alimentación emocional se ha definido como la acción, la conducta que lleva a cabo una persona para alimentarse cuando tienen estados estresantes, estados de depresión, estados emocionales negativos, entonces recurrirá a los alimentos para mitigar esos estados emocionales negativos”.