Cuenteando

C U E N T E A N D O. (JUN-2)

POR: MASTROIANI.

NO SERA UN CUENTO LA LLEGADA DE LA GUARDIA NACIONAL A  IRAPUATO, POR LO QUE DEBEMOS PREPARARNOS PARA RECIBIRLOS. Conforme anuncia el Gobierno Federal que será a partir del mes de julio, cuando comenzarán a llegar los elementos de la Guardia Nacional a territorio guanajuatense y en lo particular al municipio de Irapuato, es por lo que podemos estar a tiempo para platicar con la población, hacer alguna campaña de concientización, de sensibilidad humana, de acercamiento con los que serán nuestros protectores, para que en su momento, la gente no salga con el cuento y el misticismo de que son personas indeseables, que como en los cuentos, solo causan más inseguridad en la población, que posiblemente aumenten los decesos trágicos y en forma paralela haya más inseguridad, porque ver a un hombre o mujer, ataviados con un uniforme de característica militar, puede provocar casi de inmediato el desprecio y la exigencia de que mejor se vayan, porque no se quiere vivir un cuento de tragedias y victimas, como los que se tienen en el presente. Por eso se señala que se debe preparar a la población para recibirlos, para aceptarlos, adaptarse y comprender el motivo fundamental por lo que se integrarán a nuestra sociedad. Refiero lo anterior porque ahora tendremos un equipo de seguridad de mayor penetración, sin menospreciar el trabajo que ya realizan las diferentes corporaciones de seguridad, al que de manera tanto particular como en grupo o de parte de los barrios y colonias, la gente debe darles confianza, saber que estarán aquí para luchar contra la delincuencia y el crimen, por lo que no se les puede ver como un unos malvados. Existen imágenes y cuentos de la historia, donde se presenta la presencia de cuerpos militares ante la sociedad, como personal militarizado de represión, con abuso de autoridad y de la fuerza física, del uso afectivo de su armamento cuando no exista una razón objetiva para disparar, de personas insensibles y negarse a ayudar a su prójimo. No vayamos a querer hacer un cuento con estos elementos, para que cuando llegue la Guardia Nacional, se piense que se vendrán tiempos difíciles, porque se activarían esos cuadros, porque en consecuencia y de forma paralela, la actitud de la gente podría llegar a exigir que no se permita la ubicación de los elementos en la localidad, si en lugar de luchar contra la inseguridad, serán acosadores de la gente y mucho peor, que estarán armados y contarán con amplias facultades para intervenir en situaciones difíciles y de riesgo, que atenten contra la integridad de las personas y sus bienes. No puede verse como un cuento o algo innecesario, el que se sugiera que desde ahora se puede anticipar y predisponer a los irapuatenses, de que contaremos con elementos de una Guardia Nacional, que tiene preparación y capacitación en varios sentidos, por lo que debemos darles su lugar, brindarles confianza y colaboración y además, saber reconocer que habrá oportunidad de poner a prueba su calidad humana y de sacrificio, pues con su valor y convicción, enfrentarán a los delincuentes y al crimen organizado, así como de igual manera a otros delitos de índole social que puedan ser circunstanciales u ocasionados por alguna contingencia. Es el lugar, es el momento y es la oportunidad de actuar para que las corporaciones como Vinculación Ciudadana, Proximidad Ciudadana, el Consejo Ciudadano de Seguridad, la campaña de Cultura Cívica, los departamentos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana e incluso los de otras Direcciones que puedan tener vinculación con la Guardia Nacional, para que desde ahora no se haga una caricatura, un cuento o un mito, lo que será la llegada de la Guardia Nacional a Irapuato y a otros municipios de Guanajuato. Claro que los más desesperados en desequilibrar la imagen

de la Guardia, lógicamente que serán los delincuentes y el crimen organizado, por lo que es de esperarse que sean provocadores o utilicen a la población como carne de cañón, para desprestigiar a los elementos de seguridad y hasta lograr que se les odie, para que se les eche del estado y ellos poder seguir con su ruta de sangre y delincuencia, que todos los días nos tienen asediados y por eso ahora nace la esperanza de que podamos encontrarnos un poco más con la seguridad y al mismo tiempo tener más tranquilidad. La Guardia Nacional no será un cuento, pero en cambio sí podrá ser una vivencia de la que deberemos esperar sus desenlaces. EN UN CUENTO DE WALT DISNEY. PUDO HABER SIDO COMO UN CUENTO DE FANTASIA, DE SUEÑOS, DE CELEBRACION, PERO CON UN FINAL TRISTE. Una experiencia que quedará bien grabada en su vida; unos momentos que proporcionaban felicidad en un espacio natural, la expresión de sus sentimientos y disfrutar con libertad de su entorno urbano, pasaron de ser de un cuento de sana expresión, a ser una pesadilla y un pasaje que ha dejado un triste recuerdo en su memoria, una mala imagen de su persona ante los sectores de la sociedad irapuatense y hasta el haber perdido su fuente de ingresos, situación que deberá ser analizada por la repercusión que ha tenido este hecho en su persona, gracias a los prejuicios y complejos sociales, y todo ocasionado por la diabólica utilización de la Cibernética que tanto daño ocasiona a miles de personas, y las ha convertido en autómatas manejados por un aparato y han cambiado los pensamientos, para creerse redentores y oportunos avistadores de algo que consideran como inaudito. Sí. Nos referimos al caso de Rosy Ponce, quien ha tenido que soportar las consecuencias amargas que ocasionó el ímpetu personal de ser la parte central de una imagen, de una pose, de un momento que no se podría repetir; y osó atreverse a traspasar la frontera de la recién inaugurada fuente de la “Plaza Principal” de Irapuato, lo que para algún “paparatzi”, significó el momento adecuado para captar la imagen y darle difusión en las redes, con la predispuesta intención de ocasionar disgusto y deseo de venganza y castigo para esta joven mujer, que se atrevió a cruzar la línea divisoria de esta ornamentación en el centro de Irapuato, de lo cual tuvo después que enmendar su actitud, porque por el simple hecho de querer festejar el “Día Nacional del POLE Urbano”, se echó encima buena parte de los cibernautas, y de quienes conocieron la nota a través de los medios de comunicación. Rosy Ponce, actuó en su momento como una simple ciudadana, pero el hecho llevó a mencionar que se trataba de una empleada del municipio en una dependencia descentralizada, por lo que para poner un escarmiento a los empleados del municipio, se le retiró de su trabajo a Rosy, pues serviría como ejemplo para que los empleados sean respetuosos y lleven el principio de ser los primeros en proteger los bienes de la ciudad, como lo señaló el Alcalde de Irapuato, Ricardo Ortiz Gutiérrez. La muchacha tuvo que aguantar agresiones morales, ofensas, críticas negativas y mucho más, aunque también debemos señalar que la parte ofendida hizo abuso de autoridad, difamación, así como otros delitos que se encuentran el Código de Procedimientos Civiles y que están a favor de la parte presuntamente acusada, a quien se le tomó por ejemplo de lo que hizo para amedrentar a terceros, por lo que esto no la deja en estado de indefensión, por lo que se pudiera dar que esto ahora pase a un litigio para dar “continuidad” a este que bien podría convertirse y escribirse como un cuento real. Como si se tratara de un delito grave, pero perdonable en el gobierno de la puerta giratoria, debiera presentar una disculpa pública y poder recuperar su empleo. Parece un cuento, parece una aventura, parece una osadía, parece que ese día no era su día para festejar su motivo. Esperemos que la vigilancia en el Centro Histórico ahora inhiba a los habitantes a darse sus chapuzones en las fuentes, no pisar el pasto, no cortar flores, no

tirar basura, no hacer grafiti, porque Ricardo Ortiz Gutiérrez ya demostró que en esto no le tiembla la mano. Por cierto, ¿Cuándo volverán a funcionar las fuentes de la Plaza Fundadores, Plaza del Hospitalito, Plaza Juan Alvarez, Fuente de las Espigas, glorieta Benito Juárez? Ojalá que sea lo más pronto posible, porque ahora pudiera ser el Presidente Municipal el exhibido y retirado de sus funciones, por su falta de responsabilidad en cuanto a mantener en activo los atractivos de la ciudad y su falta de compromiso para mejorar la estética de Irapuato, que aún deja mucho que desear y por su descuido al mobiliario urbano, por lo que si no causa baja, si debe, por ética de servidor público, extender una disculpa a toda la ciudadanía.

Publicaciones relacionadas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios