Sin categoría

IMSS GUANAJUATO RECOMIENDA A PADRES REFORZAR EL CUIDADO DE MENORES EN ÉPOCA VACACIONAL

· En el periodo vacacional aumentan hasta en un 30 por ciento los accidentes en menores

El Ortopedista del Hospital General Regional No. 58 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Guanajuato Juan Ignacio Vázquez Macias dijo que un accidente es un evento inesperado que puede generar desde una lesión pequeña, una severa, hasta la muerte de la persona involucrada. Entre los accidentes más frecuentes en el hogar, en niños, se encuentran las caídas, quemaduras y la ingestión de líquidos y gases tóxicos.

En el hogar son más comunes las lesiones como las caídas, quemaduras (por fuego, electricidad, químicos y líquidos calientes), envenenamiento y asfixia por introducción de cuerpos extraños vía oral.

El doctor Vázquez Macías explicó que en el periodo vacacional aumentan hasta en un 30 por ciento los accidentes en menores, por lo que es importante se revisen todas las áreas en las que los menores conviven de manera cotidiana para así poder eliminar los riesgos que pudieran detectarse y que en un momento dado, pudieran representar algún peligro para el menor.

Los cuidados en el hogar van desde extremar los cuidados en bebés la misma cuna del bebé al cuidar que, si ya se levanta el niño, no quepa su cabecita entre los barrotes de dicho mueble, que no haya objetos tales como (jabones, shampú, perfumes, toallitas húmedas, pomadas, etc.) que pudieran generar alguna asfixia y no dejar objetos ni productos de higiene corporal a su alcance.

En la cama deben tener prohibido brincar ya que tras una caída puede generarse una lesión de alguna extremidad, un traumatismo craneoencefálico grave con secuelas importantes y/o hasta la muerte.

La cocina representa uno de los mayores riesgos para los niños ya que las atenciones por quemaduras en menores son principalmente por líquidos calientes derramados en su cuerpo, por tanto, deben tener prohibida la entrada a este lugar.

En el baño debe haber tapetes especiales para evitar los resbalones y, por ende, los golpes en la cabeza, además deben utilizar sandalias con el mismo fin de los tapetes. Indicó que es de vital importancia no dejar botes o cubetas con agua en ninguna sección de la casa porque son atractivos para los niños y podrían caer al recipiente y sufrir ahogamiento.

A la hora de ingerir los alimentos el menor debe estar bajo supervisión todo el tiempo para evitar que sufra alguna asfixia, para ello, deben proporcionársele sólo los alimentos recomendados por el pediatra, de acuerdo a su edad, así como revisar la temperatura de los mismos, para no poner en riesgo su vida.

Nunca debe haber al alcance de los niños detergentes, ácidos, aceites, aerosoles ni objetos punzo cortantes que sean peligrosos y riesgosos, ya que un descuido puede cambiar la vida en un instante tanto del menor como de la familia.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios