Regional

La Fiscalía General del Estado obtiene una sentencia condenatoria de 16 años con 8 meses en prisión en contra de Antonio “N”, culpable del delito de homicidio en razón de parentesco, en hechos ocurridos en Abasolo

Abasolo, Gto. 18 de mayo de 2021.- La Fiscalía General del Estado, en procedimiento abreviado, obtuvo sentencia condenatoria de 16 años y 8 meses en contra de Antonio “N”, culpable del delito de homicidio en razón de parentesco en agravio de su hermano Nicolás “N”, en hechos ocurridos en la comunidad San José de Peralta.

Los datos de prueba presentados por el agente del Ministerio Público, permitieron vincular a proceso penal a Antonio “N”; posteriormente, el imputado reconoció su responsabilidad en los cargos criminales imputados por esta representación social, y ante ello, en procedimiento abreviado el juzgador dictó sentencia condenatoria imponiendo la pena de prisión, negándole los beneficios contemplados en la ley, además se le impuso una multa y deberá cubrir un pago por concepto de la reparación del daño en favor de los deudos de la víctima.

En su momento, los agentes del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios de la Fiscalía Regional C, integraron la carpeta de investigación con los datos de pruebas técnicos y científicos, recabados con el apoyo del equipo multidisciplinario de la Agencia de Investigación Criminal durante el desarrollo de las investigaciones.

De acuerdo a la información contenida en la carpeta de investigación, el 20 de septiembre del 2020, aproximadamente las 18:00 horas, el ofendido llegó a la calle Lázaro Cárdenas, en la comunidad San José De Peralta, a bordo de un vehículo marca Jeep, y detuvo su marcha frente a un domicilio, dejando la camioneta estacionada en doble fila, obstruyendo la circulación vehicular.

Esa acción enojó a Antonio “N”, hermano de la víctima, quien conducía un vehículo Nissan y no lograba maniobrar para continuar circulando, por lo que accionó el claxon para que quitaran el vehículo con el cual se obstruía la circulación.

Nicolás, al ver que era su hermano Antonio quien estaba pitando, refirió “ahora menos lo quito”. Lo cual propició un intercambio de palabras entre ambos, que concluyó en el atropellamiento de Nicolás, por parte de su familiar quien le pasó su vehículo por encima. El ofendido falleció en un hospital, en fecha 29 de octubre de 2020 a consecuencia de las lesiones.–

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba