Salud

Mejorar la calidad de vida y prevenir enfermedades es posible a través de hábitos de alimentación saludable: IMSS

· Es recomendable fortalecer los buenos hábitos alimenticios desde los primeros años de vida

· Modificar los hábitos en casa permite que los menores observen lo que es correcto y lo mejor para su salud

Durante los primeros años de vida es recomendable fortalecer los buenos hábitos alimenticios en la población, con el objetivo de generar una mejor calidad de vida y la prevención de enfermedades que tienen su origen en el sobrepeso y la obesidad.

“Cuando los menores tienen 6 meses con la ablactación; y de uno a tres años, se trabajan en el IMSS sus hábitos alimenticios adecuados en el servicio de guarderías que tiene menús establecidos, en los que se incluyen frutas y verduras para llevar a cabo una alimentación balanceada”, dijo el maestro Said Emmanuel Martínez Ramírez, jefe de Nutrición del Hospital General de Zona No. 21, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Indicó que cuando ingresan al jardín de niños o después de los cuatro años de edad se ha observado que existe un cierto desajuste, ya que es cuando los hábitos de la alimentación en casa se reflejan, en la cual generalmente no se incluyen todos los alimentos o su preparación es con exceso de grasa y/o harinas refinadas.

Agregó que el ritmo de vida también influye debido que en ocasiones se deja a los menores a cargo de otras personas y quienes los cuidan no tienen oportunidad de procurar una alimentación adecuada y se tiende a comprarles dulces, refrescos y galletas cuando tienen hambre, los cuales son altos en calorías y bajos en nutrimentos.

Señaló que también los infantes de nivel Primaria suelen tener una ineficiente alimentación ya que llevan dinero al centro escolar para comprar y deciden adquirir jugos y pastelillos que conllevan la misma dinámica, baja en beneficios y alta en calorías.

Recomendó Martínez Ramírez modificar los hábitos en casa para que los menores observen lo que es correcto y lo mejor para su salud, ya que los padres o tutores son el ejemplo a seguir.

Finalizó al exponer que para orientación sobre la correcta alimentación de los menores la población derechohabiente debe acudir a las Unidades de Medicina Familiar, en las que se encuentra el Departamento de Nutrición con información al respecto.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba