Regional

MODIFICAR HÁBITOS DE VIDA PREVIENE INFARTO AL MIOCARDIO: IMSS GUANAJUATO

· Es la necrosis o muerte de una porción del músculo cardíaco o del corazón

Mantener estilo de vida saludable y evitar factores de riesgo, por ejemplo malos hábitos alimenticios y sedentarismo, son medidas para prevenir afecciones a la salud, como el infarto al miocardio.

“Esta enfermedad es la necrosis o muerte de una porción del músculo cardíaco o del corazón, que se produce cuando se obstruye el flujo sanguíneo en una de las arterias coronarias”, dijo el jefe de la División de Cardiología, de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en León, doctor Luis Manuel Vargas Ramírez.

Entre los principales factores de riesgo para sufrir esta afección al corazón mencionó: la edad, género, antecedentes familiares, consumo de tabaco, hipertensión arterial, diabetes mellitus, aumento de colesterol en la sangre, sobrepeso y obesidad, dieta no saludable y sedentarismo o falta de ejercicio.

El especialista Vargas Ramírez señaló que los síntomas que suelen presentarse son: dolor intenso con sensación de opresión en el pecho, que puede aparecer de forma súbita o durante un esfuerzo, suele acompañarse de dolor en otras partes del cuerpo como: mandíbula, cuello, espalda, brazo izquierdo y zona abdominal.

Agregó que el dolor que afecta no desaparece en reposo, ni es variable con movimientos ni con la respiración, y generalmente dura más de 20 minutos.

Además, resaltó que otros síntomas que pueden aparecer, dependiendo de la extensión del infarto y de la arteria afectada, son: mareo intenso, sudor frío, cansancio inexplicable con pesadez en ambos brazos, dificultad para respirar, náuseas y vómito.

El doctor Vargas Ramírez expresó que como prevención es recomendable evitar los factores de riesgo ya mencionados, realizar 30 minutos de ejercicio al día y mantener hábitos alimenticios saludables, ya que aumenta el riesgo de padecer la afección en hombres a partir de los 45 años de edad y en mujeres a partir de los 55 años.

El especialista en Cardiología añadió que en el presente año se tiene programado implementar dos nuevos proyectos en la UMAE No. 1 para la atención de estos pacientes: el primero, la Clínica de Lípidos, y el segundo, la Clínica de Riesgo Cardiovascular, ambas encaminadas a disminuir los factores de riesgo y al seguimiento multidisciplinario de las y los pacientes.

Para concluir, el médico del IMSS compartió que el Instituto cuenta con el programa Código Infarto, en el cual se proporciona atención y asesoramiento continuo, para la reperfusión de la arteria afectada en caso de pacientes con infarto agudo del miocardio, y en primer nivel de atención se brinda orientación sobre la prevención de riesgos, a través del Programa PrevenIMSS en las Unidades de Medicina Familiar.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba