Guanajuato

OSUG interpretó un concierto dedicado a Londres.

Guanajuato, Gto., a 23 de febrero de 2019.- La Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) presentó un concierto en el que se interpretó música de compositores londinenses bajo la batuta del director invitado Jacob Chi en el Teatro Principal.

En esta ocasión lo que sorprendió a los asistentes fue  el “Concierto para tuba bajo y orquesta en fa menor” del compositor Ralph Vaughan Williams, obra en la que fungió como solista el tubista principal de la OSUG, Salvador Pérez Galaviz.

En el concierto se demostró la potencia y agilidad de la tuba pues en la obra se explotan los registros más agudos y graves del instrumento. La pieza de Vaughan Williams está estructurada en tres movimientos. Comienza con una marcha ligera y el segundo movimiento es una pieza de carácter lírico expuesta con la tuba en su registro agudo, basada en una melodía de estilo antiguo. La obra cierra de manera enérgica con episodios contrastantes, lo que denotó el virtuosismo de su intérprete.

Además, la OSUG interpretó la obra “Variaciones sobre un tema de Frank Bridge, op. 10” de Benjamin Britten, quien escribió la obra como homenaje a su maestro Bridge. En la obra los músicos recrean nuevos efectos y colores pues los recursos de la orquesta de cuerdas son explotados con audacia. Esta composición de Britten sigue siendo un hito de la escritura para orquesta de cuerda en la historia de la música. La interpretación de la OSUG hizo disfrutar un juego melódico-rítmico en el que aparecieron citas de las obras de Frank Bridge.

Para continuar con la interpretación de la música escrita en Londres, los músicos tocaron la Sinfonía no. 104 en Re mayor Hob. I/104 “Londres” de Franz Joseph Haydn.

La obra está estructurada en cuatro movimientos, comienza con una introducción lenta, la sinfonía es lírica,  elegante y solemne. El musicólogo británico David Wyn Jones mencionó que la música de esta obra refleja la atmósfera del Londres de fin de siglo: “audaz, discutidor, seductor, excéntrico, de mente abierta y, no obstante, sensible. La Sinfonía nº 104 en es motivo de inagotable fascinación y constituye uno de los más tremendos e inspirados logros de la historia de la música”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba