Nacional

Presenta el diputado Marco Antonio Mendoza su libro Maximiliano y Carlota, el sueño de un imperio imposible

En la sede de la 44 Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, el político y escritor hidalguense dio a conocer su más reciente obra literaria.

El diputado federal y escritor hidalguense Marco Antonio Mendoza Bustamante presentó su libro “Maximiliano y Carlota, sueño de un Imperio imposible” en en la sede de la 44 Feria Internacional del Libro en el Palacio de Minería de la Ciudad de México.

La presentación estuvo a cargo los comentarios del libro estuvieron a cargo de don Carlos Felipe de Habsburgo, nieto del último Emperador de Austria – Hungría y del propio autor.

En la Galería de Rectores del palacio de Minería, se dieron cita escritores, historiadores, legisladores y público en general para conocer la obra de Mendoza Bustamante, de la que don Carlos Felipe de Habsburgo se refirió como un libro de fácil lectura en el que el autor da a conocer las múltiples facetas de Maximiliano y Carlota que difícilmente se encuentran en la historia de México, que son contadas con amenidad, de una manera diáfana y sin prejuicios.

Señaló que el autor no se deja llevar por juicios de valor para dar paso en su obra literaria a hechos concretos que se alejan de la llamada historia oficial. Aseguró que analiza los hechos más importantes para entender de manera objetiva el segundo imperio mexicano y el indiscutible legado de Maximiliano.

Por su parte el escritor, maestro y político nacido en Tulancingo, Hidalgo, señaló que la actuación de Carlota y Maximiliano como dos seres humanos igual que muchos otros, con aciertos, con virtudes y defectos, actuando en consecuencia a su tiempo .

Estoy convencido, dijo, que ambos personajes nacen como Maximiliano de Austria y Carlota de Bélgica, sin embargo, debido su amplia identificación con nuestros país, “estoy seguro que ellos mueren como Maximiliano y Carlota de México, ambos fueron actores centrales en su tiempo y sin duda hoy son parte de la historia de México”.

Añadió que Maximiliano y su esposa Carlota viajan a México con sueños y aspiraciones y destacó que entre las motivaciones del emperador nunca estuvo dañar al pueblo mexicano. Incluso renuncia a sus títulos nobiliarios, de ahí la paradoja de esta historia.

Por último dijo que hoy que está de moda hablar de liberales y conservadores, en aquella época también había la figura de republicanismo conservadores y republicanismo liberales. Hoy, como entonces no hay dos bandos, simplemente son dos ideologías, lo que no quiere decir que unos estén bien y los otros estén mal, simplemente eran preferencias perfectamente entendibles.

“Tenemos un gran país, una gran nación y debemos encontrar en la historia justamente esa motivación para sentirnos orgullosos, para no dividirnos como mexicanos. Tenemos el derecho de expresar nuestra opinión, sea conservadora o liberal. Todos tenemos el derecho de aspirar a tener un modelo distinto de país. La riqueza de nuestro país es esa diversidad, pluralidad y no podemos permitir que una postura rompa con ella”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba