Guanajuato

SSG certifica como promotoras de la salud a comunidades rurales del noreste.

·  Forma en la zona noreste 40 agentes y 573 procuradores de salud, se certificaron 524 viviendas como entornos favorables a la salud y libres de dengue. 

·  Cubre con acciones de salud preventivas a 7 mil 528 habitantes en la región noreste del estado. 

San Luis de la Paz, Gto; 19 de diciembre del 2023.- La Secretaría de Salud del Estado certificó como promotoras de la salud a comunidades rurales de la zona noreste del estado.

    En un esfuerzo continuo por mejorar la calidad de vida y promover la participación activa de las comunidades en su bienestar, la Jurisdicción Sanitaria II ha certificado con éxito cinco comunidades como «Promotoras de la Salud» en el año 2023.

    En el transcurso de este año, en la Jurisdicción Sanitaria II, 40 agentes y 573 procuradores de salud se han formado para liderar estas iniciativas.

    Además, se certificaron 524 viviendas como entornos favorables a la salud y libres de dengue, mientras que se rehabilitaron cinco entornos, beneficiando a una población total de 7 mil 528 habitantes en la región noreste del estado.

      El Secretario de Salud Daniel Díaz Martínez, informó que este proceso implica un compromiso integral con la salud individual y colectiva, ha dejado un impacto significativo en las localidades de Álamos, La Doncella, Pozo Blanco, El Tablón y Arroyo Seco, pertenecientes a los municipios de Atarjea, Doctor Mora, San Luis de la Paz, Santa Catarina y Tierra Blanca, respectivamente.

    El enfoque de certificación de comunidades como Promotoras de la Salud se fundamenta en un proceso anticipatorio, abordando los determinantes de la salud en cuatro etapas progresivas.

     La primera etapa involucra a la comunidad en el proceso de certificación, fomentando la participación activa, en la toma de decisiones locales.      Posteriormente, la segunda etapa se centra en proporcionar información y herramientas relacionadas con la salud pública, empoderando a la población con conocimientos y competencias para ejercer un mayor control sobre su bienestar.

     La tercera etapa activa la participación comunitaria en la gestión de los determinantes de la salud, fomentando la autoprovisión y el cuidado mutuo.

    La vigilancia de entornos higiénicos, seguros y saludables se convierte en un compromiso colectivo.

      Finalmente, la cuarta etapa culmina en un evento simbólico donde se iza una bandera blanca, señalando el logro del 100% de las intervenciones en cada etapa y la certificación oficial de la comunidad como Promotora de la Salud.

           Este logro no solo representa el fortalecimiento de las comunidades, sino también un testimonio del compromiso conjunto hacia un futuro más saludable y sostenible.

       La certificación de estas comunidades como Promotoras de la Salud es un paso fundamental hacia la construcción de entornos que fomenten la toma de decisiones informadas y la autorresponsabilidad en el cuidado de la salud comunitaria.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba